jueves, 7 de agosto de 2014

SUMMER-TIME.





Mientras nos encontramos en  pleno ecuador veraniego seguimos aprovechando las contadas ocasiones en las que disponemos de mañanas libres para pasar dichas mañanas de la mejor manera posible.

Unas veces en bici, otras corriendo, pero siempre en compañía y aprovechando las eternas mañanas veraniegas.




Tiempos duros estos del estío ya que entre vacaciones de los infantes, obligaciones laborales y compromisos familiares se antoja harto complicado el tema de la conciliación.
No obstante seguimos sacando tiempo "under the stones" para seguir acumulando horas, kms. y experiencias.

Ayer por ejemplo tuve la ocasión de conocer de primera mano el recorrido de Trasierra Trail que por unas causas u otras, incluso pese a estar inscrito en la edición de este año, aún no había podido disfrutar.
Y digo disfrutar porque así es.
Recorrido montañero en una de las mejores zonas de la Comunidad que pese a no tener la altitud de otras sí que tiene un auténtico patio de recreo para poder gozar del monte de la Sierra Oeste.

Duro, rápido y con bastante más desnivel del que podamos pensar en un principio, el recorrido apenas deja respiro para poder relajarse.
Guía de lujo el sr. Holanda quién pese a venir sin descansar (cosas del trabajo....) nos llevó de la mano por una zona que nada tiene que envidiar a otras mucho más concurridas.
Precisamente esta es otra de las características que la hacen única.

En las dos horas de paseo no encontramos un alma. Un lujo.
No creo que sea la última vez que vayamos por allí antes del Desafío Cantabria.


Saludos.

DavidP.




lunes, 28 de julio de 2014

GR-10 LA CABRERA-MATAELPINO.



La Cabrera. 23:30 Hora Zulú.... más ó menos.
Julio Santos se dispone a realizar buena parte del famoso sendero que cruza nuestra Comunidad de Este a Oeste y que ya realizó hace un par de años en compañía de Marek, Claudio, Emilio y Kike (aunque este finalmente sólo los acompañó espiritualmente, jeje....), en aquella ocasión en tres etapas en pleno verano madrileño.
Todo esto forma parte de su preparación de cara al inminente UTMB.

En esta ocasión su intención es salir del pueblo que da nombre al camping para cruzar Miraflores, Manzanares, Navacerrada, Cercedilla y acabar en El Escorial a la hora de comer del domingo.
Unos 100Kms.....

Tras colgar en su página del "caralibro" dicha peripecia y la invitación a formar parte de ello a todo aquel que le pueda interesar, me pongo en contacto con él con la intención de acompañarlo en algún tramo.

Personalmente dudo entre acabar en Miraflores (23K) ó Manzanares (37K), ya que acompañarlo hasta Cercedilla (55K) se me antojaba demasiado teniendo en cuenta lo poco que llevo corriendo y menos tantísimos kilómetros aunque sea a ritmo ultrero.
Después de mirar tiempos de paso y demás y tras varias consultas a la almohada decido completar el maratón, es decir, hasta Mataelpino (44K).
A ver qué tal sale....

Me hubiera gustado mucho más hacer la segunda parte del GR-10 que la primera (mucho más bonita, montañera y dura) pero con los kilómetros que llevo y especialmente el poco desnivel que acumulo, eran ganas de sufrir a lo tonto y lo que es peor, seguramente retrasar en demasía a Julio.

Obviamente esto contrasta con el hecho de correr al día siguiente en La Granja los 22K a los cuales estaba inscrito, pero cuando uno no vive de esto se funciona así, por impulsos.

No obstante en el coche echamos los trastos para correr al día siguiente en el improbable caso de que aún tuviéramos ganas de ello. Ya se sabe que muchas veces la cabeza puede más que las patas.

En estas estábamos cuándo Julio y Sra. me recogen en Mataelpino, dónde dejo mi coche, destino La Cabrera.
A la hora anteriormente señalada salimos dirección Valdemanco atravesando terrazas, plazas y gente que nos mira cómo lo que somos. Dos frikis.

Nada más salir, primera en la frente. Después de subir por una pista cementada que sólo hacía eso, subir, damos de bruces con lo que creemos una finca privada y perdemos el rastro del GR.
Excursión off-road intentado encontrar el sendero que no acabamos de localizar. Vuelta a la pista y comprobamos que lo pensábamos que era finca no es sino una valla que impide el paso a una Ermita sita algo más arriba, y que permanece cerrada del anochecer al amanecer.
Cuando Julio pasó por aquí hace dos veranos era de día y hoy es de noche. Aclarado.
Como a Dinio, la noche nos confundió.....

Bajadita por sendero, leve equivocación al seguir las marcas ( luego vendrían algunas más, es lo que tiene la noche ) y llegamos a Valdemanco buscando ya Bustarviejo dónde paramos a recargar agua en una fuente en el centro del pueblo.
Noche agradable para correr pero calurosa sin duda, con lo cual siempre que pudiéramos cogeríamos agua "en previsión de".

Desde aquí agradable pista-sendero que nos lleva a Miraflores, en un sube-baja más que llevadero.
En este punto pese a tener varios accesos al pueblo decidimos no entrar ya que nos desviábamos del track y agua llevábamos.

Rodeando urbanizaciones con sus correspondientes perros ( increíble lo poco que duermen estos animales independientemente de la hora que sea..... ) vamos buscando Manzanares dónde nos esperarían Isra y Juan Antonio con avituallamiento líquido y sólido.

En este tramo a mí se me encienderon ya las luces de alarma. Lógico. Aquí no hay milagros.
Si no pasas de ciertas horas/kms. entrenando no esperes encontrarte bien más allá de dichas horas/kms.
Para colmo, conociendo la zona y sabiendo lo que nos quedaba hasta allí, parecía no llegar nunca.
El track daba vueltas y más vueltas aunque cierto es que con lógica, pero el hecho era que Manzanares parecía que lo estaban moviendo más lejos.

Sólo la aparición de un perrito (obviamente lo de -ito es irónico....) sin cadena ni dueño y con cara de pocos amigos, en mitad del camino, mientras los otros ladraban en la oscuridad, consiguió sacarnos del letargo durante ese período.
Menos mal que el can parece que estaba haciendo sus necesidades y no le preocupaba nada más.
Perfecto. Cada uno a lo suyo.

Al final y como todo en esta vida, nada es eterno. Cruce de carretera y paralelos a la misma por un sendero llegamos a la villa madrileña dónde nos recibe una patrulla semicamuflada de la Benemérita sita en un cruce con el fin de atemperear los ánimos de los bravos conductores serranos-nocturnos.

Cruzamos el pueblo y poco antes de salir del mismo en dirección a la Pedriza nos deleitamos en una fuente durante 10/15min.
Habíamos agotado las reservas de agua hacía poco y llevábamos administrándolas un buen rato, con lo cual llegar a dicha fuente fue una gozada.

Desde aquí breve tramo hasta el Parque dónde Isra y Juan Antonio se unen a nosotros durante unos kilómetros antes de darse la vuelta y dirigirse hacia Mataelpino.
Ellos se encargarían de acompañar, en coche y/o corriendo, a Julio durante lo que restaba hasta Cercedilla dónde Claudio Luna se encargaría de finalizar la última parte junto a nuestro protagonista.
Con flashbacks de la Madrid-Segovia 100K de 2.011 dónde tan mal lo pasé en este tramo encaramos los, para mí últimos kms., y para Julio casi la mitad de su aventura.
Tramo pestoso de sube-baja por pista que agradecemos recorrer de noche para no poder ver más allá de la luz de nuestros frontales.

Algo después llegamos a la plaza de Mataelpino dónde precisamente hace casi dos años acabó mi última tirada larga con los Bandoleros (bueno con los Bandoleros y con cualquiera, jeje ) más concretamente la semana siguiente a mi abandono en M-S y tras completar una preciosa ruta alrededor de Maliciosa ideada por Chelis y Nerea entre otros.
Cosas de la vida.




Despedida del sujeto deseándole lo mejor para lo que resta y al coche a recomponerme y comer sandía.
Tras sopesar qué hacer y comprobar que la mecánica está intacta pero al límite, decido poner rumbo a casa quedándome más que satisfecho del entreno llevado a cabo.

Podría haber ido a correr a La Granja pero me temo que me hubiera tocado una recuperación más larga y costosa de la deseada.
Estamos empezando aún y queda mucho, hay entrenos "importantes" por hacer y no es plan de hacernos daño.

Además tengo pendiente algo desde el pasado mes de abril y que por unas causas u otras aún no he podido hacer y me gustaría llevarlo a cabo a últimos de agosto ó principios de septiembre.

Aprovechando que amanecía al llegar a Valdemoro y que el Monster tomado al anochecer seguía haciendo efecto, tocaba coger la gorda para soltar patas y darnos una vuelta en la hora más fresca del día.
Otro pequeño placer de esos que salen baratos.


Julio Santos completó el recorrido completo en 15 horas.
ENHORABUENA Y FUERZA PARA CHAMONIX!!!!!!.


Saludos.

DavidP.

martes, 15 de julio de 2014

OBJETIVO A LA VISTA.




Tras varios dimes y diretes entre cabeza, piernas y corazón finalmente la elegida para volver a colgarme un dorsal en una carrera "larga" ha sido ese pedazo de carrera que lleva unos años celebrándose en el incomparable marco cántabro-astur de los Picos de Europa.

Desnivel de sobra, terreno de alta montaña (especialmente en su parte final) y una organización formada por corredores y para corredores entre los cuales destaca alguien a quién conocí hace unos años en uno de los mejores viajes que pude hacer y que ha sido el máximo culpable de que el fin de semana del 17 al 19 de octubre pongamos rumbo al norte.





Con tan sólo unas pocas ediciones y pese a la multitud de diferentes pruebas que existen en la actualidad, se ha convertido en un referente dentro del mundillo del ultrafondo de montaña.
Eso no puede ser casualidad.

Prueba del éxito de la misma es la celeridad con la cual han agotado dorsales tras abrir inscripciones en el día de ayer. Madre mía!!.
Como para seguir deshojando margaritas acerca de si estamos ó no preparados.....

Tiempo hay. Así pues, manos a la obra.

Esperemos estar a la altura de tal magno evento y poder disfrutalo en condiciones.


Saludos.

DavidP.



viernes, 20 de junio de 2014

WS 100MILES.





Ya tenemos la Western States 100M en ciernes.
De las pocas carreras conocidas que me sigue atrayendo (UTMB aparte, of course....) en su seguimiento y previos.

Amén de la participación nacional que suele ser de campanillas, estamos de enhorabuena ya que mandamos a tierra yankee a Miguel Heras con el fin de dejar el pabellón lo más alto posible.
Y a fe que lo conseguirá.

Su carta de presentación en la tierra del Tío Sam fue una doble victoria en The North Face Endurance Challenge 50M dejándolos con la boca abierta, especialmente el primer año, tras una remontada espectacular sobre Geoff Roes que lo relegó al segundo puesto cuándo iba primero a falta de tan sólo ocho millas y con amplia ventaja sobre el de Béjar.

Este año el recién proclamado Campeón de España de UltraTrail en Castellón parte con la idea de resarcirse de estos últimos años de sinsabores por culpa de las continuas lesiones especialmente en su rodilla.
Y no ha podido elegir mejor escenario.

Difícil imaginar lo que significa y la proyección que tiene esta carrera allí.
Basta decir que tiene su propia película....




Pese a no ser la más montañera (Hardrock sin duda en ese sentido) ni la más difícil por aquello de la altitud (en este caso Leadville se lleva la palma...) es la que más prestigio tiene y por tanto dónde más nivel hay.
Con lo que ello conlleva. Ritmos rapidísimos de salida y ostiazos importantes debido a ello (que le pregunten a Kilian el año de su debut....). A ello contribuye un clima bastante caluroso que hace que las poco menos de 15 horas de carrera que empleó el ganador el pasado año (Timothy Olson, bicampeón de la prueba y récordman de la misma) se conviertan en un auténtico suplicio.
Lógicamente el perfil tampoco ayuda.



Junto a Heras y ya que el propio Olson no será de la partida el próximo fin de semana, nos encontramos con dos corredores que no lo pondrán nada fácil.

Rob Krar y Ryan Sandes.

El primero fue la sensación del pasado año cuándo en su debut cienmillero finalizó segundo en Western.
A ello sumó la victoria en TNF EC 50M y UROC amén del récord en Grand Canyon Rim-to Rim-to Rim, curioso juego de palabras para denominar una ruta que transcurre por el Gran Cañón en un sube y baja y que sirve como referencia para saber cuan bueno eres ó cuan fuerte estás.
Pues el sr. Krar lo estaba y mucho.




Este año quedó segundo en Lake Sonoma 50M que sirvió como piedra de toque para afinar su condición y ver cómo se encontraba. Viene fresco y sin carga de competición.

No tan fresco llega el sudafricano Sandes.
Tras ganar a principios de año en Transgrancanaria y quedar segundo en Mount Fuji, se marcó una travesía por su tierra natal junto a Ryno Griesel de 210kms. y más de 9.000mts. positivos que los llevó unas 60 horas.
Con lo cual fondo tiene....
Ahora hace falta saber qué tal habrá recuperado de semejantes esfuerzos en tan poco tiempo.
A su favor, ya ganó en Leadville y sabe dónde juega.





Detrás de ellos una prelade de outsiders y favoritos con más ó menos nombre que intentarán ponerlo difícil.

En mujeres, mientras "nuestra" Nerea Martínez no cruce el charco con el fin de que los yankees sepan cómo se las gastan las de Navarra y con Liza Howard fuera por una fractura de estrés, tenemos a Pam Smith y Nikki Kimball como principales favoritas a revalidar, en el caso de la primera, ó confirmar, en el caso de la segunda, su excelente papel de la edición anterior.

Solución?!?!. El próximo fin de semana.





Saludos.

DavidP.


jueves, 12 de junio de 2014

ERA POST-M500.





Tras la aséptica crónica de la M-500 llevada a cabo en el blog bastardo de este que nos ocupa, toca la personal.

Y la verdad es que no puedo estar más contento. 
En el plano deportivo, que era el que más me preocupaba por la falta de kms. y el estado de cuello y espalda, superado con creces y yendo incluso a más.

Momentos malos claves, dos.

Primer día saliendo de Fuentidueña y coincidiendo con unos repechos de consideración en los que no me da tiempo a tensar/destensar el cambio, toca echar pie a tierra.
Y claro en ese momento me doy cuenta del cansancio que llevo encima y todo lo que me queda.
Fantasmas a la cabeza. Que si no llevo kms., que si voy a sufrir demasiado, que dónde vas con el último mes que te has pegado, etc....

Más adelante y para más inri, amagos de calambres en los cuádriceps en varios repechos...... Mal.
Deseando llegar al próximo pueblo dónde poder echarme una Coca a la boca y mientras tanto echo mano al dulce que llevo a mano y las sales con el fín de minimizar daños, algo que finalmente consigo.

De hecho al final de la primera etapa me encontré exultante. Cosas del ultrafondo. Mueres y revives en unas horas.

Segundo momento down, subida a Cotos.
Ya saliendo de las Presillas noto que no voy fino. Al empezar a subir, en una trialera sin demasiada dificultad tengo que echar pie al suelo al fallar el que llevo delante, y por poco me estampo contra una roca. Ciego no, lo siguiente.
Eso nada más empezar.... Menos mal que el sendero luego se ponía divertido y fuí entrando en calor mientras lo pasaba bien y regulaba el ritmo.

Eso sí, la zona de las trialeras fue de puro coco. Ganas de bajarme y mandarlo todo a tomar por culo desde el principio.
Agachar la cabeza y sufrir hasta arriba fue todo uno.

Por lo demás me encontré bastante bien y con ganas, disfrutando del trayecto y, sobre todo, de las bajadas.

En el plano mental la constatación de que me han vuelto las ganas de sufrir y no tirar la toalla, algo que desde hace un par de años no tenía.

Tras el percance de Aranjuez, dónde me veo fuera por un instante, rápido reseteo y ganas de continuar aunque no sea en las mejores condiciones.
El palo nuevamente al comprobar el radio roto y constatar que tendré que ir con mucho cuidado si quiero terminar el primer día no ayuda en absoluto.

Pese a que las últimas semanas no las tenía todas conmigo e incluso me apetecía mucho más correr que montar, la cabeza estuvo en su sitio y solventamos el problema de la mejor manera posible.
Bien es cierto que la bici no tiene nada que ver con el correr, por no hablar de la diferencia entre ir acompañado ó solo, pero siempre es buena señal tener ganas de pelear.

Ahora mientras lamemos heridas toca recuperar bien y del todo el cuello, principalmente.
Para ello, running time ó trailrunning time.
A ver si en esta ocasión es la definitiva, porque desde Sevilla y pese a haber subido en dos ó tres ocasiones con intención de continuidad, finalmente no ha podido ser.

Hasta julio no nos pondremos en serio a ver si para finales del mismo estamos en condiciones de llevar a cabo algo que lleva tiempo rondando la cabeza y que por unos motivos u otros aún no hemos podido completar.

Por supuesto todo esto sin dorsal.
En caso de colgarme uno sería para el otoño y siempre dependiendo de cómo me vaya encontrando.
Lo mejor es que hay ganas, lo cual suele ser buen síntoma.

Mientras tanto, recovery time!.


Saludos.

DavidP.

viernes, 30 de mayo de 2014

AL LIO.....





Pese a no encontrarme físicamente como esperaba estar a estas alturas, ni siquiera de lejos, hay que saber sobreponerse a la situación y disfrutar de aquello que nos gusta aunque no sea en las mejores condiciones.

En ocasiones no importa tanto el cómo y si el por que.

Y en este caso lo importante no es hacer la M-500, sino las personas con las que voy a hacerlo.
Es un lujo y un privilegio poder pasar tres días haciendo lo que más te gusta con gente con la cual compartes aficiones y que ven "esto" como tú.

Como se suele decir, una imagen (en este caso varias, y otras que quedan en la retina...) vale más que mil palabras.

Así pues el próximo 6 de junio, Rock ´n Roll!!!!.






Saludos.

DavidP.

lunes, 26 de mayo de 2014

LAS PRISAS NO SON BUENAS CONSEJERAS.....





Siguiendo con la intentona de ver si estamos a tiempo para ser de la partida el próximo 6 de junio hoy nos hemos desplazado al mejor terreno de pruebas posible para testar el estado físico.
Y se aclaran bastante las cosas, la verdad.

Apenas 10 días de bici desde que volví a intentar montar con regularidad y apenas 10 días quedan para el día D.
Milagros los justos.

Eso sí, una gozada como siempre la Senda del Genaro. Y dura como siempre!!.
En esta ocasión optamos, llegando a Patones, por elegir el tramo de bici para llegar hasta el Poblado y no el de senderista que habíamos utilizado en las anteriores ocasiones.

Lo mejor de la ruta y de hacerla un lunes por la tarde, la compañía.
Ni un alma.
Casi 4 horas sin ver a nadie a excepción de los cuatro lugareños al cruzar Patones, Atazar y Robledillo.

Un lujo.












Saludos.

DavidP.