lunes, 30 de diciembre de 2013

SAN SILVESTRE PEDREZUELA ´13.





Metidos en plena vorágine de fiestas, vacaciones escolares, acumulación de trabajo y kilómetros en las últimas semanas junto a pocos y malos entrenos en esta última, llegábamos a Pedrezuela el sábado de buena mañana con poquísimas ganas de correr y sufrir.
Pero como uno ya empieza a conocerse "algo", sabíamos que una vez metidos en harina la cosa cambiaría.

Como así fue.

Nada más llegar me encuentro con Miguel Angel Bravo, al que hacía más de un año que no veía..... Y tras indicarme la mejor zona para aparcar (la verdad es que el pueblo estaba hasta arriba) me encuentro con la pareja de moda en el ultrarunning.
Sí, son ellos. Los Duqueses de Navalafuente.... Tito & Nerea ó Nerea & Tito. Tanto monta, monta tanto.

Además en esta ocasión me iban a venir (por enésima vez....) como anillo al dedo.
En primer lugar porque me comentan que es obligatorio salir con sistema de hidratación propio (es decir, tu vaso plegable ó bidón/mochila para cargar agua en los avituallamientos).
Ya había leído que no iban a dar botellas ni nada parecido, pero no que fuera obligatorio llevarlo.
Por mi parte y teniendo en cuenta la distancia y la época del año en que estamos, tenía claro que no iba a hacerme falta agua.

Dicho esto y tras comentármelo Nerea, al momento se acerca Tito con una riñonera de Nerea y me la ofrece. Amazing!!!.
Precisamente en el intercambio me comenta Tito que hay mucho barro y si tengo pensado correr con las zapas que llevo puestas (las Pegasus a las cuales estoy atado, jeje....).
Uno que no es precisamente técnico ni presta atención a ciertas cosas, decide hacer caso al vencedor del Desafío Cantabria de este año, que algo de idea tiene, y cambio las Pegasus por unas Salomon que llevaba en la mochila en "previsión de".
Y tampoco fue mala decisión.



Si bien la carrera es rapidísima y se corre en su práctica totalidad, teniendo en cuenta un par de bajadas ligeramente técnicas, con algo de piedra suelta y húmeda, así como la debilidad que aún tengo en el tobillo izquierdo a la hora de bajar, me vino al pelo una zapatilla más segura y "dura".
Doble agradecimiento pues.

En cuanto a la carrera, lo de siempre.
Ritmo rapidísimo incluso en la parte inicial neutralizada, y luego sálvese quién pueda.
Entorno fabuloso para correr y recorrido mixto que me encantó.

Lo bueno de las carreras es eso, la carrera. Una vez comienzas sólo te preocupas de correr y no intentar "pasarte de vueltas", lo cual no siempre es fácil teniendo en cuenta los ritmos de salida.
En esta ocasión tampoco se bajó mucho conforme pasaban los kms.
Cada día más nivel y más difícil colarse en puestos delanteros.

Debo reconocer que conforme pasaban los kms. me encontraba cada vez más a gusto, tanto por el terreno como por el ritmo. Buena señal, sin duda.
Contentísimo por cómo se desarrolló la carrera y como desarrollé "mi" carrera.
En montaña y a partir de ciertas distancias, no sólo se trata de correr, como sucedió el sábado por la mañana. Para mí lo más positivo, sin lugar a dudas, fue eso.

Una vez llegados a meta, a saludar viejos conocidos y pasar un buen rato junto a ellos, muchos de los cuales hacía tiempo no veía.
BBQ para todos y a disfrutar de la espléndida mañana que tuvimos.



Y con esto y un bizcocho cerramos el 2.013.
Próxima cita con el dorsal, II Trail del Serrucho!!!.


Fotos: Tito "MasterClass" Parra Hernández y Shinichi Sasaki.


Saludos.

DavidP.

2 comentarios:

  1. Bonita forma de terminar el año.
    Saludos y a preparar la próxima carrera.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Manuel!!.

    Saludos.

    DavidP.

    ResponderEliminar